jueves, 10 de octubre de 2013

¿Te sientes inferior o superior a los demás? ¿Qué es el ego?


¡¡¡ Ufff !!! en la que me he metido, resulta que esto del ego (yo) es de lo más complejo de explicar que existe.

Cuando hablamos del ego tendemos a definir a una persona que es prepotente o autoritaria:

  • Tiene un ego que no le cabe dentro…
  • Después de Google, yo.   :-)
O que no vale nada
  • Tiene un problema serio de ego, nunca será nada.
  • Pobre, tiene un problema de autoestima (ego) tremendo.

Pero el ego es mucho más que eso, es:
  • Aquello que somos
  • Aquello que queremos transmitir a los demás que somos y por encima de todo,
  • Lo que creemos que los demás piensan de nosotros.




Complicado ¿verdad? No tanto.


Cuando tienes problemas de ego, tienes verdaderos problemas. Te sientes inferior o superior a los demás, empiezas a crear un círculo a tu alrededor de persona que te admiran o te detestan, te siguen o se apartan… en cualquier caso, es lo que tú estás creando pero ¿es lo que realmente quieres SER?

La verdad es que ni eres superior, ni inferior, TODOS somos iguales, otra cosa es las circunstancias en las que te desarrollas y condicionan tu vida te hayan posicionado o favorecido para tomar algunos caminos. Pero si te preguntas por ellos, ¿te encuentras feliz con todos los caminos que has andado durante tu vida? Seguro que no, alguno falla.

Bien, pues el truco está en desprenderse un poco de ese EGO que te asfixia, no te mires en los ojos de los demás, sino en tus propios ojos. Párate un momento a pensar que es lo que te apetece…

  • ¿Pasear por el campo?
  • ¿Ver a alguien con quien hace mucho no tienes contacto?
  • ¿Retomar una antigua amistad?
  • ¿Comprarte un pequeño capricho?




Hazlo, pero intenta no sentirte mejor que el otro por hacerlo porque simplemente has dado un paso importante hacia tu liberación y deberías ayudar a los demás a hacerlo. Como decía antes, ahí está el truco, libera tu yo interior céntrate en aquello que te llena, por muy sencillo que sea, no te sientas mejor que el otro sé tú mismo, haz cosas que te gustan y sobre todo no hagas daño a la otra persona.


Recuerda, Tú y Yo somos iguales, ni mejores, ni peores, IGUALES.