martes, 15 de octubre de 2013

El Camino personal (Entrega 4/5 - El gran paso)

EL GRAN PASO

Durante años he creído que soy... he estado identificado con mis propias trabas mentales
  • He creído que yo soy miedoso/a
  • Yo no merezco o no merezco
  • Soy valioso/a
  • Soy triste
  • Soy furioso/a 
  • Soy depresivo/a
  • Tengo que aumentar mis posesiones (objetos, casas, coches, poder).
  • Tengo que ser de una determinada manera.
  • Tengo que cumplir con lo que se espera de mi para que la gente me valore. 
He creído que yo soy todo eso o parte de ello. Me he identificado/a con lo que he creído que soy.
Todas esas creencias y expectativas son las que me han hecho llegar aquí.

Si no me importa permanecer en este punto donde me encuentro, puedo seguir identificado/a con esa persona que creo que soy. 
Si quiero otra vida para mí, ahora es el momento de decidir 

Desde mi subjetividad, desde mi interior, desde mi Ser me pregunto: 
 - ¿En verdad yo soy eso/a? Esa persona que no se valora, que es furiosa, orgullosa o melancólica 
 - ¿Ese es mi auténtico yo?





Desciende a las profundidades de ti mismo, y logra ver tu alma buena. La felicidad la hace solamente uno mismo con la buena conducta. (Sócrates)


Desde ahora ME DES-IDENTIFICO con todo lo que fui.

Me quito las máscaras de todo eso que he creído que soy.
Son y han sido parte de mí, no debo negarlo. Pero a partir de ahora no las quiero, no deseo que sigan conmigo.
Son máscaras que me  desviado de mi Ser más auténtico.

Estas partes, máscaras, pieles de cebolla han sido producto de la educación que he recibido, de las exigencias de la sociedad y de una serie de pautas y rutinas que he aceptado por estar integrado, por ser uno más, por cumplir la norma dictada por la sociedad y por los miembros que la componen.

Pero sé que yo no soy solo eso. La esencia de mi Ser es mucho más que eso.

Mi verdadero Ser es alegre, inspirado, con esperanza, fuerte y muy libre.

Mi verdadero Ser es capaz de amar, de sentir amor y por supuesto es capaz de ser feliz y hacer feliz a los demás.

Asumo pues, que esas formas de ser son parte de mí, pero no son la esencia de mí.

Desde ahora ME DES-IDENTIFICO.

Me quito las pieles de cebolla, hecho a todos esos "yoes" y empiezo a sentirme mejor, más feliz, más pleno/a.

Este es EL GRAN PASO en mi camino de crecimiento personal, el más trascendental.

EL GRAN PASO DEL DESAPEGO

Dejo de ser lo que he creído que soy.

Dejo de ser lo que he sido hasta ahora.

No admito nada de lo que me tiene varado donde estoy.





   Nota: La terapia de "niño interior" te puede ayudar a descubrir y quitar esas capas, pieles de cebolla. Si te interesa pregúntame.
Enlaces a la serie completa del Camino personal.